viernes, 23 de diciembre de 2011

Canción de cuna (berceuse)


La Bibliotecaria me habla de sus canciones de cuna y tararea versos del “Libro de nanas” (Editorial Mediavaca, 2005) –“Duérmete niño, un jilguerillo vuela al campanario. Duérmete niño, y aposenta los sueños en tu cuna de hojas y tiernos leños”−. A mí, en cambio, no me cantaron ninguna. Tengo la seguridad de ello, pues, de haber sucedido, recordaría una voz melodiosa semejante; y alguna parte de mi cuerpo o de mi mente vibraría al oír sonidos o canciones como las que ahora escucho –“A dormir va la rosa de los rosales. A dormir va mi niño porque ya es tarde”−. Lo recordaría, sin duda, cuando vienen las noches frías y el fuego del hogar extiende las sombras en las paredes del cuarto –“Ea, ea, ea, que mi niña no es tan fea. Y si lo es, que lo sea, ea, ea, ea”.

La Bibliotecaria me dice que me consuele con su arrorró y con las nanas de la música culta. No es que no la escuche con agrado, tiene su dulce personalidad. Pero no, no es lo mismo. Así que tengo que completar mis carencias –lejos ya el bebé asustado− con algunas “berceuse”, esas canciones de cuna compuestas en música clásica (que incluso se han versionado en ritmo comercial y circulan por nuestra vida adulta). Ravel, Balákirev, Stravinsky o Listzy las compusieron. Sin duda, una de las más conocidas es la de Brahms (1833-1897): Wiegenlied, opus 49, n.º 4. El pianista (criado en los suburbios de Hamburgo) la escribió hacia 1868, al nacer el segundo hijo de su amiga Bertha Faber, cantante de ópera, las cual se la susurraría después en numerosas ocasiones en sus paseos por Viena.



[Si se quiere escuchar nanas populares, ahí queda la página arrorrolullabies.com.ar/]

8 comentarios:

  1. Ea, ea, ea, que mi niña no es tan fea. Y si lo es, que lo sea, ea, ea, ea”

    Qué nana mas buena!, ja ja me encanta aunque espero que no me la cantaran a mi y por si acaso agradezco no acordarme.

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco recuerdo si me cantaron alguna, aunque mi madre sí que es cantarina, pero espero que no fuera la que dice Ayla

    ResponderEliminar
  3. jejeje... yo a un usuario no le canto una nana ni aunque me paguen... ea, ea, ea, ... no sigo que me salen rimas oscenas.
    Yo en mi casa sólo oía cantar las 40, nos gusta el juego!. ;)

    ResponderEliminar
  4. Ea..a, esta niña es de su mamá, ea..a, y también de su papá. Su mamá la quiere, su papá también, todos la queremos, ea..e..ae.
    Ésta era mi canción de cuna, pero me ha encantado escuchar el video.

    Un abrazo Ignacio.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, Ayla, seguro que no te la cantarían. A la vista está.

    ResponderEliminar
  6. Nadia, no hay ni que comentarlo. A ti tampoco te la cantaron.

    ResponderEliminar
  7. Bueno, Amalia, ¡así que las cuarenta!, ¡y seguro que eran en oros!

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué suerte, Elena! Cantarte una canción de cuna tan bonita y tan significativa.

    Un abrazo para ti.

    ResponderEliminar

Nos encantan los comentarios y que nos cuentes lo que quieras.