miércoles, 4 de febrero de 2009

Trabajar por la tarde

Diario de una bibliotecaria que trabaja por la tarde


Son las 7:30. Aprovechando que mi vejiga pide vaciarse, me levanto y tomo un vaso de leche con galletas. Como no es bueno tanto esfuerzo a esas horas de panaderos, retorno a la cama con el estómago lleno y calentito, saboreando el intenso placer de una siesta post-desayuno. El dormir se ve alterado por los rutinarios ruidos de esa gente, que, en la lejanía, madruga para ir a trabajar. No hago caso. Me arrebujo en la manta esperando volverme sorda. Y realmente debo estarlo, porque ayer ni me enteré que se saltaron los plomos y dejaron de funcionar todos los aparatos eléctricos de mi hogar. Soy una neandertal en potencia. ¡Fuera la tecnología que impida dormir!
A las 10:30 me abruma la culpa por ser la reina de las vagas y abro un ojo. Es muy de día. Jope, me queda una hora hasta tenerme que poner a cocinar, tiempo que dedico a ventilar la casa. En el único reducto sin aire gélido (la cocina) me sumerjo en el mundo de vampiros y licántropos, personas que no tienen que prepararse su comida porque con cazar un par de alces lo tienen resuelto. Fijo que estarán llenitos de colesterol de tanta proteína, no como yo, que comeré pasta vegetal para mantenerme estupenda. Me preparo la pitanza medio zombi, como una Arguiñana autómata. Mientras tanto escucho que una iglesia del románico asturiano tiene un ecosistema en su cara norte. Hablando en plata, que el musgo la coloniza de puro abandono. Se exigen obras inmediatas para paliar el deterioro de sus frescos. Las piedras siempre me han resultado simpáticas, pero si es cuestión de prioridades, prefiero comerme mi carne guisada a un trozo de líquen con granito. Y más con esta crisis.

Cuando me visto, miro mi cara y pienso qué fácil sería hacer como en la vitrocerámica: manita de limpiador y luego si hay alguna impureza, rasqueta al canto. Una pena que los arañazos no estén de moda. Aun así, me veo más guapa que el resto de gente que entra en el autobús. Qué buen ojo tengo.

Mientras viajo, leo un trozo del último libro que se ha leido mi madre "El canalla sentimental" de Jaime Bayly. Me sale una cita en que la que el protagonista se mete en la cama con varias capas de ropa vieja (y sucia, para más inri). Además, mea las plantas que cuida con mimo su novio. ¿Llegaré algún día a esto? Quizá, porque ya voy medio desarrapada por la calle, loca estoy un rato y llevo diciendo chorradas todo el post. Será por el rollo este de los carnés, que me hace vivir en la irrealidad.

¡Una sonrisa y mucho ánimo para todos! :)

Foto de www.imaginaria.com.ar

23 comentarios:

  1. Será por el rollo este de los carnés, que me hace vivir en la irrealidad.

    Algo, algo tiene que ver seguro, viviríamos mejor con túnica amarilla, pero llevamos la verde, así que valor y al toro.

    ResponderEliminar
  2. ¡Una sonrisa y mucho ánimo para todos!

    Gracias a tí por el tuyo. Con esto y una canción "Hoy puede ser un gran día..." para qué quiero más.

    ResponderEliminar
  3. Es verdad ¿para qué queremos más...? tod@s con nuestras capas verdes...
    En defensa del bibliobien y de la bibliocordura, comiendo lechugas y vegetales antioxidantes que aumenten nuestra serotonina y alegría de vivir.
    VIVA LA BIBLIOTECA "PALCINIMÚ DE GOSBUR" TIERRA DE LUZ... XDDDD

    ResponderEliminar
  4. No sé por qué, pero en este comentario he respirado paz del espíritu.

    ResponderEliminar
  5. Dí que sí mi niña, que dormir mucho, comer bien y piropearse frente al espejo puede con cualquier situación negra que se nos presente; vamos a apurar esta tranquila mañana y esta tarde.... ¡a por todas! a ver si conseguimos quitarnos de en medio 40 o 50 túnicas moradas XDDDD

    ResponderEliminar
  6. 150 túnicas moradas4 de febrero de 2009, 13:38

    En el Cristo se han encargado 150 túnicas de color morado y 150 faraonas negras. En el de la Virgen se estrenarán 150 túnicas negras y 150 faraonas moradas. Todas están realizadas en tejido cien por cien texturado strech con teflón. Asimismo, llevan bordado en el pecho el escudo del convento en hilo dorado.

    Se comunica a las hermanas que el plazo de tallaje y reparto de túnicas permanecerá abierto del 5 al 9 y de 12 a 16, de siete de la tarde a diez de la noche.

    ResponderEliminar
  7. Gracias Bipo,mañana mismo voy a recogerla.

    ResponderEliminar
  8. Tú tranquila, que a todos nos ha trastocado lo de los carnes, aunque a unos les ha dejado más secuelas XDDDD. El tiempo todo lo cura

    ResponderEliminar
  9. Gracias Bipo,mañana mismo voy a recogerla.

    Ayla... me temo que el anterior comentario de 150 túnicas moradas viene de muy lejos, por Edimburgos o por ahí...je,je...

    ResponderEliminar
  10. Ayla... me temo que el anterior comentario de 150 túnicas moradas viene de muy lejos, por Edimburgos o por ahí...je,je...

    Entonces quizá no esté tan lejos, que el Lunes salió en el Diario de Burgos.
    Saludos para ambos entonces.

    ResponderEliminar
  11. el plazo de tallaje y reparto de túnicas permanecerá abierto del 5 al 9 y de 12 a 16, de siete de la tarde a diez de la noche.


    XDDDD ¡qué picarón!cualquier excusa es buena para tomarnos las medidas ¿eh? a ver qué opina la supe, a lo mejor te manda hacerlo con los ojos cerrados, o no, que va a ser peor hacerlo por el "método digital" XDDD

    ResponderEliminar
  12. Yo soy de la idea que todos los días tienen sus cosas buenas, y algunos muchas cosas...

    Siempre hay que sonreir al nuevo día, aunque llueva.

    ResponderEliminar
  13. Siempre intento sonreír al nuevo día, pero esta semana arrastro un cansancio mental como nunca le he tenido.

    ¡Y mañana reunión de pastores...oveja muerta! ¡Socorro!

    ResponderEliminar
  14. Hermanos todos del convento e invitados a nuestra humilde morada: es cierto lo de vivir en la irrealidad y el cansancio mental; esta mañana, en la última media hora de camita que he disfrutado, he tenido una horrible "peladilla": nueve de la tarde, biblioteca cerrada. Un usuario que entra. "Perdone, está cerrado" ni caso, y así venga entrar gente, como unas cincuenta personas que, sin importar las luces apagadas, se meten por todas las salas... "perdonen, PERDONEEEEEN... ESTÁ CERRADOOOO" y ellos: "tienes la peli de un niño que tenía un patito y su perro se lo comio?" "ESTÁ CERRADO, AUNQUE LA TENGA NO SE LA PUEDO PRESTAAAAR"... Qué mal rato, qué mal rato... me he comido el kiwi matinal temblando...

    ResponderEliminar
  15. Jolín si es que llevamos toda la semana "tomando medidas"... para la túnica, para aguantar... lo mínimo que podrías tener es una "peladilla"... XDDD

    Mira a ver si alguno de los usuarios te puede despertar algún sueño de otro tipo más placentero... XDD

    ResponderEliminar
  16. Mira a ver si alguno de los usuarios te puede despertar algún sueño de otro tipo más placentero...

    Ni en cien años que ejerciéramos nuestra excelsa profesión podría aparecer un usuario que nos despertara eso que usted dice, madre; más bien es al contrario, me parece a mí ;)

    ResponderEliminar
  17. Pero no éramos las de las túnicas verdes??? verde, esperanza... si no es posible un usuario ¿qué tal un Bibliotecarius Macizorrus????, eso suena a bocata di cardinale.. XDDDD

    ResponderEliminar
  18. ¿bocata di cardinale? ¿no querrá usted decir bocata di padre Emilio? XDDD

    ResponderEliminar
  19. cuando digo di Cardenale es di Cardinale di caprio... que se habrá usted pensado... XDDD

    ResponderEliminar
  20. Mira a ver si alguno de los usuarios te puede despertar algún sueño de otro tipo más placentero... XDD

    Mmmmm, pues sé de alguno... si pudiera soñar con su tránsito de este mundo... igual sí era placentero, sí XD

    ResponderEliminar
  21. Oye Miau no serás sonámbula verdad???? XDDDDD

    ResponderEliminar
  22. ¿Puedo nombrarte mi bloguera favorita? Pues eso.

    ResponderEliminar

Nos encantan los comentarios y que nos cuentes lo que quieras.