miércoles, 12 de marzo de 2014

Edad de oro


Leí no hace mucho que en épocas remotas la tradición de la edad dorada estaba difundida universalmente. El cielo de las religiones sucesivas deriva, en gran manera, de este concepto de edad dorada. La casta sacerdotal, hábilmente, situó uno donde debía de estar la otra, con el fin de establecerse como paso obligado entre el pueblo y la divinidad. En fin, eso leí.
Esta edad de oro coincidía con una vida dulce antes de que sobreviniera el último período glacial. Es decir, antes incluso del diluvio universal. La felicidad pasada, el paraíso perdido… Desde ahí no es difícil llegar al socialismo primitivo (llamado utópico por el marxismo autoritario), enraizado en hombres y mujeres que reclaman su independencia, su libertad arrebatada. El bello socialismo popular.
Ovidio, refinado poeta, describe la edad de oro en su Metamorfosis:
Aurea prima nata est aetas, quae vindice nullo,
sponte sua, sine lege fidem rectumque colebat.
Poena metusque aberant, nec verba minantia fixo
aere legebantur, nec supplex turba timebat
iudicis ora sui, sed erant sine vindice tuti.
Nondum caesa suis, peregrinum ut viseret orbem
(Más o menos, sería): Nació la edad dorada como la primera edad que practicaba sin coacción y sin ley, por voluntad propia, la buena fe y la rectitud. No existía el castigo ni el miedo, no se leían expresiones amenazadoras sobre los bronces públicos [prohibiciones legales]. No había multitud suplicante que esperara con temor las palabras del juez. Todos vivían sin juez. Todavía no estaban rodeadas las ciudades de profundos fosos…
Nos gusta pensar que existió existe existirá... como en la película.

7 comentarios:

  1. Sí, gusta pensar que existió; pero tengo mis dudas...

    Cómo podría degenerar tanto todo? Las épocas pasadas, no fueron mejores que estas, no es que vayamos a peor, ni quizá a mejor...

    Si existió, me encantaría poder tener la esperanza de una vuelta a ella...

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada podemos decir con seguridad, Misterio Azul. Si creemos en una línea puramente evolutiva, parece que lo anterior sería más primitivo. Pero no sé si caminamos hacia adelante.

      De todas las formas, algo dorado nos queda.

      Besos.

      Eliminar
  2. Si existe en nuestra mente, Ignacio, eso ya es comienzo. Y entretanto un yogur con mermelada de jengibre,un banco, un libro... Puede ser un pequeño paraíso. Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo, Mere, alguien que nos recuerda, una compañía...

      Besos a ti.

      Eliminar
  3. Si está escrito es que será verdad. Uno puede construirse su mundo dorado con sus pequeños caprichos diarios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le daremos la razón a Ovidio, karin.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Curioso el hombre al que, como individuo, le estorban las normas, pero en tanto ser social quiere vivir en comunidad. Parece un conflicto sin solución.
    Pero para eso también nos esforzamos, para hacer realidad esa solución que solo existe en las palabras de un poema. Otra cosa es que el esfuerzo sea inútil, o a lo mejor es la misma cosa.

    ResponderEliminar

Nos encantan los comentarios y que nos cuentes lo que quieras.