jueves, 20 de octubre de 2016

Campanas para Valle Inclán (en Biblioteca Digital Hispánica)

Ya es posible estar en la procesión y repicando. Al menos en Oña (Burgos). En el monasterio de San Salvador (fundado en 1011, como dúplice, ¡tiempos!) ha decidido el cura poner al día los repiques. Así que han colocado un módem que traslada las señales enviadas desde el móvil a las diversas campanas de la espadaña, una de ellas con 6 ó 7 siglos de antigüedad (sonaba allí cuando en el siglo XVI fray Ponce de León instaura la primera escuela de sordomudos de que se tiene noticia). De esta manera, esté donde esté el párroco, en misa procesión Roma Australia… con una llamada de teléfono puede hacer sonar a los distintos toques de los que se acostumbra en la villa, gloria luto fuego misa…
Esta tecnología es la que nos trae la voz de Valle Inclán desde la Biblioteca Digital Hispánica, que digitaliza documentos contenidos en la Biblioteca Nacional de España. En varias ocasiones hemos querido referirnos a este proyecto, pero hasta ahora lo habíamos orillado. Sus colecciones son impresionantes: desde discos de pizarra, los 78 (con blues, flamenco, corales, etc.) a carteles publicitarios, cartas náuticas, ephemera, grabados (Goya, Durero, Rembrandt, etc.), estampas japonesas, etc. Dando posibilidad de poder enviar una tarjeta con estas imágenes a quien se desee por correo electrónico o poder pedir impresión bajo demanda de una obra.
Días y días pueden transcurrir en este espacio digital. Por hoy, nos conformamos con esta grabación de la llegada del marqués de Bradomín al palacio de Brandeso (Sonata de Otoño) y tres poemas de Claves líricas, en una voz que desmiente esa práctica al ceceo del autor gallego. Todo un mundo abundante en escasas palabras.
A disfrutar.

12 comentarios:

  1. La voz (de gran claridad, por cierto) de Valle Inclán ejerce de inmejorable "animador cultural" de su propia y sublime prosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rotunda en los sonetos. Descriptiva en la prosa.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Campanas y Valle Inclán unidas sus voces por la tecnología digital. El lado positivo de la tecnología.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo, Anónimo, tan complejo como la vida, ya no nos deja de la mano.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Hola Ignacio, excelente entrada. he pasado por el enlace que nos has traído para escuchar a Valle Inclán, todo un lujo.La decisión del cura respecto a las campanas es muy buena. Me has dado la oportunidad de saber que Ponce de León creó la primera escuela de sordomudos. Gracias.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, Conchi, de que te resulte útil y agradable la entrada.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. ¡¡Qué maravilla!! Ya me he guardado el enlace, a ver si puedo investigar en él y encontrar joyas como la que has enlazado al final.

    Lo de las campanas tiene su gracia :)

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes para pasar allí, Laura, días y días. Es como el cine o el paseo al que puedes ir cuando te sobra algo de tiempo.

      Besos.

      Eliminar
  5. Impresionante tu entrada, fascinada me he quedado al escuchar a Valle Inclán recitando sus propios palabras, espectacular las cosas buenas que puede hacer la tecnología puesta al servicio también de la cultura.
    Gracias por compartirlo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, Conxita, impresiona escuchar a esa personalidad.

      Saludos.

      Eliminar
  6. jajaja me he reído mucho imaginando a este cura párroco aparcando en la cuneta su coche a la vuelta de alguna visita a algún vecino para tocar las campanas llamando al funeral de otro ... jaja ¡bendita tecnología! lástima que yo sea una inútil integral ... a veces sufro sangre intentando manejarme en estos mundos informéticos del que casi todo depende ya.

    La parte maravillosa es eto que cuentas de las campanas y la maravilla de enlace que nos regalas que guardaré como la joyita que es para disfrutarla como se merece.. mil gracias tb por esto y por recoersrame a la entrañable PIPI abajo... la ultima aportación literaria de la entrada anterior sobre violencia doméstica huele a cocina casera y sincera.


    Gracias bis y tris por toso lo que me llevo de mi visita a tus dominios burgaleses ;)

    Muchos besos IGNACIO y muy feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz semana para ti, también, María.

      Ya ves, vamos hablando de aquí y de allá. ¡Pasan tantas cosas por nuestra vida! No está de menos poder "eternizar" algunas de estas vivencias.

      Besos.

      Eliminar

Nos encantan los comentarios y que nos cuentes lo que quieras.