lunes, 17 de noviembre de 2008

Tranquilidad para leer


Seguro que todos vosotros, amigos bloggeros, sois activos leones (no de la selva), más bien devoradores de libros y libros, como todo buen bibliotecario que se precie. Y seguro también que tenéis vuestro lugar para leer, vuestro "sancta santorum", pero... ¿tenemos el mejor ambiente para leer?


Italo Calvino, en su libro, "Si una noche de invierno un viajero", habla del ambiente adecuado para leer. Os lo transcribo: "Un libro interesante, tiempo suficiente y abundante, la persona relajada, la puerta cerrada, la televisión apagada, una posición cómoda. Naturalmente no es fácil encontrar la posición ideal para leer. Las piernas y los pies estirados, la luz ni demasiado fuerte ni demasiado débil. En conclusión, la atmósfera debe ser la adecuada..."


¿Suena atractivo, verdad? ¿Qué opináis? ¿Tenemos esos ambientes, y esas situaciones para poder leer?


P.D. Esta entrada está dedicada a todos/as aquellos bloggeros/as y simpatizantes que tienen "fierecillas" por casa.

22 comentarios:

  1. He ahí una buena cuestión. Lo que parece claro es que en un ambiente de ruido o de movimiento cercano a tu alrededor, es difícil compenetrarse en los ambientes que brinda la lectura (de igual manera que si acumulas cansancio).

    El pueblo tiene parajes y caminos muy apropiados para enfrascarse en un texto. A falta de ello, El Parral, el paseo de la Universidad, la Isla o Fuentes Blancas son un estupendo sustituto (se hace camino al andar).

    ResponderEliminar
  2. Mi lugar preferido para leer en el verano es el jardín de mi casa y en el invierno, en la habitación de arriba donde tengo mis libros y el ordenador cuando en la mañana entra el sol. Para leer necesito luz, mucha luz.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Para mi el mejor lugar es el jardín de mi casa en verano. Me encanta disfrutar del sol y de la tranquilidad que se respira en el pueblo a la hora de la siesta,con un libro en la mano.
    Un pequeño paraiso al alcance de cualquiera

    ResponderEliminar
  4. A mi me encanta la lectura furtiva, leer cuando se supone que no debes hacerlo... póngase usted en cualquier situación inusual.
    Lo de leer después de comer en la hora de la siesta es la única hora en la que no leo jamás,no puedo.
    El jaleo me da igual, como me enganche con un librito ya puede haber más ruido que en el patio de un colegio a la hora del recreo... no me importa. :)

    ResponderEliminar
  5. No se si podría leer teniendo enfrente un glaciar... XD

    ResponderEliminar
  6. En lo referente a la lectura tengo un vicio secreto:
    Me encanta despertarme en la mañana, subir la persiana y ponerme a leer en la cama con la luz de la mañana y el silencio de la casa a primeras horas. Y superdulce volver a dormirse con el libro en la mano.Esa quietud y la sensación de tiempo es maravillosa.
    También hay otros lugares como el aseo, la sala de espera de la consulta médica o la cocina mientras se hacen los espagueti, que pueden servir para tan excelso placer.

    ResponderEliminar
  7. A mí sí me gusta contar con esas condiciones idílicas, aunque también es cierto que, antes que no hacerlo, prefiero hacer algunas concesiones. Y si la lectura se produce al aire libre, en un sitio cómodo, cálidamente apacible, ni te cuento...

    ResponderEliminar
  8. En la cama, antes de dormir casi, es casi imprescindible.
    En verano bajo un sauce, en un banco, al lado de una fuente...
    En mi nueva casa me estoy haciendo con rinconcitos apropiados, las ventanas que dan al oeste con el sol de tarde dando calorcito son ideales (es lo que tiene ser gato) ;D

    ResponderEliminar
  9. "aunque también es cierto que, antes que no hacerlo, prefiero hacer algunas concesiones"

    Buena filosofía; cualquiersitio puede ser bueno.

    ResponderEliminar
  10. Con ese ambiente tan relajado, leer un libro es de lo mejorcito que se puede hacer..vestido

    ResponderEliminar
  11. es de lo mejorcito que se puede hacer..vestido

    Pues hacer desnudos cosas que hacemos vestidos y viceversa también tiene su gracia (con calefacción) ;)

    ResponderEliminar
  12. Para mí el mejor sitio es la cama, sobre todo después de comer y cuando viene el sueño, a la siesta.

    Pero también me gusta mucho leer antes de dormir, aunque sólo sean cuatro hojas y lo que sí que es importante es que no haya mucho ruido.

    ResponderEliminar
  13. Tiempo, silencio, ambiente adecuado... ¿dónde estáis?. Pues yo, amigos, leo en momentos robados y araño lo que puedo en el bus, en la consulta, en mi "Roca" preferido, y por la noche antes de dormir, cuando el tiempo ya es sólo mío y le niego sus derechos al sueño. Es entonces cuando disfruto de lo lindo. Pero como son tantas mis aventuras a lo largo del día, siempre aparece Morfeo que me susurra y me envuelve, me subyuga... y las letras se alejan, se pierden en la bruma y zzzzzzzzz

    ResponderEliminar
  14. el iceberg ¿está en la patagonia?
    me paici que sí
    ahí quiero estar, con un termo de café y unos buenas botas peludas

    ResponderEliminar
  15. Queridos hermanos... son ustedes unos lectores soñadores empedernidos... esto está muy pero muy requetebien así que voy a guardar el látigo de 5 puntas por hoy, se lo han ganado.

    ResponderEliminar
  16. Pues yo me llevo el libro allá donde quiera que voy, consulta médica, autobús, y muchos etc.

    Pero lo verdaderamente ideal para mi es la noche, ahí araño todo el tiempo que puedo, en la cama, cuando no me molesta nadie,creo que son mis mejores momentos de lectura.

    Lo que si es cierto es que hay muchos lugares idoneos para leer y que si un libro engancha,da lo mismo donde te encuentres.

    El problema en ese momento ya no es el lugar, es el tiempo,nunca hay tiempo suficiente para leer todo lo que uno quiere.

    ResponderEliminar
  17. ¿Qué os parece éste modelo? Desde luego no sé si tranquilidad habrá tenido pero leer, leer, ¡Vaya si ha leído! Increíble ¿no?.
    león,león

    ResponderEliminar
  18. ¡Vaya peazo biblioteca qué tiene el colega!... me creo que se haya leído todo porque se le ve muy pero que muy tranquilo y paciente... :)

    ResponderEliminar
  19. ahora yo le veo leyendo y levitando al tiempo ¿a qué le pega? XD

    ResponderEliminar
  20. Yo siempre he leído la mar de bien en las cafeterías llenas de ruido.

    ResponderEliminar
  21. En 1983, Sheela, la secretaria personal de Osho, anunció que su maestro predijo que dos tercios de la humanidad moriría de sida.[6] [7] Como precaución, se les exigió a los sannyasis que cuando tuvieran relaciones sexuales utilizaran guantes de goma y condones, y que evitaran por completo los besos

    En la foto
    Osho manejando uno de sus noventa Rolls Royce en su centro de Rajneeshpuram, durante el Primer Festival del Rancho (1982)

    ResponderEliminar
  22. Nunca he sido de leer al aire libre. Quizá sea porque uno de los elementos imprescindibles en mi lectura suele ser una manta.

    Siempre que trabajo por la tarde, mi estómago, acostumbrado a su leche tempranera, suele rugir bastante pronto pidiendo su dosis. Después de satisfacer mi hambre, hago una magnífica siesta post-desayuno que completo con lectura hasta que me desperezo de nuevo y sí, me pongo en funcionamiento de verdad.

    Eso no se paga con dinero. Qué gustazo.

    ResponderEliminar

Nos encantan los comentarios y que nos cuentes lo que quieras (las amenazas, insultos y demás estupideces -como es lógico- se van a freir morcillas).