jueves, 1 de diciembre de 2022

Cartas de amor y rebeldía con Lydia Cacho

 No suelo coger en la biblioteca pública libros de cartas ni diarios para lectura. La correspondencia –cartas de ida y vuelta– es un elemento que valoro mucho para elaborar biografías, pues es un terreno que permanece oculto a lo público y ahí nos expresamos (o nos dicen) de modo distinto que ante una cámara o un periódico. Pero con los libros de lectura es distinto. Me resultan demasiado fragmentados, con demasiadas historias anexas y conexas. No obstante, esta vez me he saltado la regla por la personalidad de su protagonista.

Cartas de amor y rebeldía están reunidas por la mexicana (naturalizada española en 2021) Lydia Cacho (1963) en los dos últimos años para conjurar la muerte, la muerte violenta de quien es perseguida por las mafias mexicanas del narcotráfico y la trata de mujeres, y que en 2019 se salva por casualidad de un atentado en el que ya iban a por ella –y en el que mataron a sus perras–, del que escapa por un retraso imprevisto. Puede intuirse en ello el motivo por el que cogí prestado esta vez el libro presente.

Es fácil encontrar información sobre esta periodista y escritora, y sobre todo activista de los derechos humanos, reconocida internacionalmente por investigar crímenes, por desarrollar herramientas sociales y, en especial, por enseñar técnicas de cómo enfrentar la esclavitud y la trata de personas. Fundó un refugio para mujeres de alta seguridad en México: el Centro Integral de Atención a las Mujeres CIAM Cancún. Y Logró una sentencia pionera por tráfico sexual de niños y pornografía infantil en la América hispana.

Ya en 2005 es detenida y maltratada en las cárceles oficiales, con anuencia de policías, jueces y políticos corruptos. Ahora, en 2019, tiene que escapar de su tierra, vivir exiliada y, lo más fundamental, se da cuenta de es una más de las que tienen que burlar el destino de victimaria, de quedar atrapada en la situación de violada, y conseguir ser una sobreviviente, una mujer con futuro, que pueda "vivir desde la resiliencia con dignidad y cierto grado de felicidad intermitente".

Salud

4 comentarios:

  1. Hola Ignacio! me parece un libro interesante, así que, tomo nota para ve si lo encuentro en alguna de las bibliotecas de mi ciudad. Gracias por la reseña.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que lo tienes a mano, Conchi. Ha sido bastante comentado en los medios.
      Abrazos

      Eliminar
  2. Escuché una entrevista hace unos meses, cuando iban a editar el libro. Ya entonces me resultó una historia dura.

    Gracias por recordarlo

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Anónimo, sí es dura la historia. Pero, al ser real, se nos muestra presente. No podemos escapar de ella y de otras como ella. ¿Seremos cómplices?

      Saludos

      Eliminar

Nos encantan los comentarios y que nos cuentes lo que quieras.